Warning: Declaration of ET_Theme_Builder_Woocommerce_Product_Variable_Placeholder::get_available_variations() should be compatible with WC_Product_Variable::get_available_variations($return = 'array') in /usr/home/lazoscantabria.es/web/wp-content/themes/Divi/includes/builder/frontend-builder/theme-builder/WoocommerceProductVariablePlaceholder.php on line 8 La química en el amor en Santander, buscar el amor en Santander

¿Realmente existe la química en el amor?

Cuando estamos enamorados solemos utilizar la expresión ¡Hay química entre nosotros!. Eso tiene mucho que ver con los procesos inconscientes que ocurren en nuestro cerebro. Pero qué significa realmente la expresión la química en el amor.

Recientes investigaciones en el ámbito de las neurociencias han arrojado más luz sobre el amor y sus efectos químicos en nuestro cuerpo y mente.

Helen Fisher, antropóloga y bióloga estadounidense de la Universidad de Rutgers en New Jersey, investigó durante aproximadamente 30 años el comportamiento humano y el amor romántico desde un punto de vista científico.

Creó sistemas de emparejamiento basados tanto en las hormonas como en la personalidad. Su investigación estudió un grupo amplio de personas que declaraban estar enamoradas (correspondidas o rechazadas) a las que se les hizo una resonancia magnética para ver qué conexiones se producían en el cerebro.

Y es que lo que sentimos cuando estamos enamorados, ese aumento del ritmo cardíaco o esas mariposas en el estómago son fruto de unos efectos fisiológicos, producidos por nuestro sistema nervioso que actúa sobre los órganos.

En nuestro cerebro, el enamoramiento tiene un efecto muy similar al de una droga por el placer que nos proporciona. La química en el amor es capaz de hacerte sentir en pleno subidón, hacerte sufrir un bajón o generar dependencia por alguien.

Los neurotransmisores de nuestro cerebro, los protagonistas de la química en el amor

Nuestro cuerpo segrega unas hormonas como la serotonina (neurotransmisor relacionado con el estado anímico), la dopamina (relacionada con las emociones y la euforia), la testosterona (relacionada con la energía) y los estrógenos que marcan nuestra personalidad.

Nos influirán a la hora de enamorarnos de la persona adecuada.

Las personas que producen mucha dopamina tienen una personalidad exploradora, curiosa, impulsiva, creativa, optimista y energética.

Si produce mucha serotonina tienen una personalidad constructora, tenderán a ser leales, detallistas, ordenados y sociables.

Ambas personalidades exploradores y constructores tienden a enamorarse de alguien como ellas.

Sin embargo, si domina la testosterona tendrán una personalidad de director, serán personas directas, persuasivas, pragmáticas y con gran decisión.

Se sentirán atraídos por personas con mayor nivel de estrógenos los llamados negociadores que tienen una personalidad empática, intuitiva,  imaginativa y compasiva.

En definitiva, las personas pueden enamorarse tanto de perfiles que se les parezca como de personas totalmente extremas.

La química en el amor está presente en todas las fases del enamoramiento y provoca en nosotros una serie de comportamientos y actitudes que afortunadamente podemos controlar.

¿Sabías que el enamoramiento dura aproximadamente entre 3 y 6 meses?

¿que aunque algunas personas aseguran después de varios años seguir estando enamorados, en realidad se encuentran en otra fase diferente que es la del amor romántico?.

Se trata de una fase en la que los niveles de dopamina caen y aumenta la oxitocina que nos hace sentir apego y amor por esa persona.

Pero al margen de todas las reacciones químicas que nos provoca el enamoramiento existen también preferencias biológicas que nos influirán a la hora de elegir a la persona adecuada.

En nuestro próximo post hablaremos de nuestras preferencias a la hora de elegir la persona adecuada.

A quién eligen los hombres y las mujeres y los mapas del amor…. no te lo pierdas y suscríbete a nuestro blog.